Cooperación

La cooperación al desarrollo desde la Universidad, de acuerdo con su misión, debe ir orientada a las bases subyacentes del subdesarrollo más que a sus manifestaciones visibles. Las operaciones concebidas a largo plazo y basadas en la educación son necesarias para producir cambios estructurales en beneficio de toda la sociedad. Por lo tanto la cooperación universitaria al desarrollo ha de enmarcarse en este objetivo fundamental: la búsqueda de mejoras sociales, mediante la modificación de estructuras injustas, ineficientes e irracionales, a través de programas que incidan preferentemente en la generación y difusión de conocimiento, en la formación de las personas, así como en la potenciación de proyectos aplicados”. Estrategia de Cooperación Universitaria al Desarrollo (ESCUDE). Aprobado por la CRUE en Septiembre de 2000.

La cooperación al desarrollo comprende el conjunto de actuaciones, realizadas por actores públicos y privados, con el propósito de promover el progreso económico y social global, que sea sostenible y equitativo.

Por lo que respecta a los actores, el sistema de la cooperación al desarrollo está constituido por actores de diversa índole y funciones, coexistiendo organizaciones públicas y privadas, generalistas y especializadas, de diversos países y con distintas formas y estrategias de acción. De manera general cabe distinguir entre instituciones públicas y privadas. Entre las primeras están las instituciones multilaterales, los gobiernos de los países donantes y receptores, las administraciones públicas regionales y locales, las universidades, etc.

Los proyectos de cooperación desarrollados desde el centro de cooperación se basan principalmente en:

-Formación, capacitación y fortalecimiento de estructuras locales con el objeto de favorecer el desarrollo endógeno de los países bilaterales entre instituciones investigadoras y los países receptores.

-Investigación científica y tecnológica de enfermedades olvidadas.  

botón africadeberes

miércoles, 8 de marzo de 2017